Noticias de la Biblioteca, Noticias de la Federación, Noticias MEGA

LA NOCHE DE LOS MUSEOS HIZO VIBRAR A UN MEGA PLETÓRICO

Más de 3.000 personas eligieron este sábado al Museo de la Emigración Gallega en Argentina (MEGA) para disfrutar de la 14 edición de ‘La Noche de los Museos” con una variada programación de actividades pensadas para acercar a los visitantes a la cultura e idiosincrasia de Galicia.

El conjunto de gaitas de la Federación de Asociaciones Gallegas de la República Argentina, ‘Dúas beiras’, fue el encargado de recibir a partir de las 20:00 horas al público más madrugador de la noche  con un breve concierto en la entrada de la casa e inaugurar formalmente una velada mágica. El punto de partida para un sinfín de propuestas en simultáneo que  permitió recorrer todos los recovecos de Chacabuco, 955.

Integrantes de Dúas Beiras abren ‘La Noche de los Museos’

Las visitas guiadas por el MEGA, a cargo del historiador Ruy Farías, fueron una de las propuestas con más éxito de la jornada, en la que participaron multitud de porteños, pero también diferentes grupos de turistas. Entre ellos, la asociación de personas con discapacidad de un centro universitario mexicano que se encuentra de intercambio en la Universidad de Lanús y que eligieron el tour por el interés que suscita en ellos la innegable conexión entre los gallegos y Argentina.

Visitas guiadas al MEGA con el historiador Ruy Farías.

Los oyentes se adentraron por completo en un universo en el que la historia cobraba vida por momentos gracias a la teatralización del grupo Peliqueiros, también de la Federación, quienes acompañaron la puesta en escena con el espectáculo itinerante “Terra meiga”.

Asimismo, la inaguración de la exposición ‘#Pasaxeiras. O cotián como unha viaxe irrepetible’,  coordinada por Aymará Ghiglione y elaborada por Marta Paz (artista plástica), Roge Fdez (Videoartista), Laura Pernás (videoartista) y Jose Lemur (artista sonoro);  sorprendió a un público impactado por el poder de esta muestra colaborativa que aúna a la perfección diferentes disciplinas artísticas para reflexionar sobre el paso del tiempo.

Inauguración de la exposición #Pasaxeiras

Por su parte, el Teatro Bambalinas se engalanó para exhibir el folclore gallego. El conjunto de danzas Estróupele, el grupo de gaitas Dúas beiras, la agrupación Alborada del ABC del Partido de Corcubión y la maravillosa voz de la cantante argentino-gallega, Lorena Lores, hicieron las delicias de un público entregado y que pudo conocer mejor qué es una muiñeira (baile típico de Galicia) o escuchar algunas historias que se forjaron al calor de los molinos, tan característicos del rural gallego, y que la tradición oral extendió hasta nuestros días.

Folclore gallego en el Teatro Bambalinas.

Una noche cálida y llena de vida por las calles del barrio porteño de San Telmo invitaba a disfrutar del arte a la luz de la luna, lo que originó que buena parte de los visitantes del MEGA salieran a la puerta de la institución, instrumento en mano, para seguir la fiesta en el exterior.

La Biblioteca Galega de Bos Aires ‘Antonio Pérez-Prado’ adentró a los asistentes en la literatura y la poesía gallega de la mano de varios diálogos y lecturas colectivas para todos los públicos. Desde los “Poemas gallegos” del reputado profesor Higinio Martínez, pasando por los “Cuentos encantados” para toda la familia de Zulema Rodríguez; las “Escaleras peligrosas” de Graciela Araujo y Otilia Ares; hasta la delicada “Poesía en diálogo” escenificada por Walther Sánchez Rodríguez e Inés Martínez Abollo.

Uno de los momentos más especiales de la noche llegó de la mano de la Orquesta de Cámara de la Federación (OFAG), que presentó un elegante espectáculo de música y danzas, y recibió uno de los más fervientes aplausos de la madrugada.  

Al mismo tiempo, una exhibición de palilleiras en el patio central, cine gallego, la actuación de la Coral Semente de la Federación y una variada oferta gastronómica completaron el cartel.

El museo recibió también a los pasajeros del colorido autobús rojo que la Embajada de España en Argentina dispuso para recorren algunas de las instituciones españolas más emblemáticas de la capital, como parte de su programa “España en La Noche de los Museos”.

Visitantes disfrutan de la exposición permanente del MEGA.

Un brindis de honor fue el colofón a una velada mágica que reunió a toda la comisión directiva de la Federación y a los responsables del MEGA.

El secretario de la Federación, Diego Martínez, fue el encargado de dirigirse a los presentes y proclamar el “éxito” de la participación número doce de la casa en esta cita cultural de primer nivel en la ciudad de Buenos Aires, que cada año reúne a más de un millón de personas en torno a la cultura.

“Ha sido un éxito nuevamente por suerte, y esto quiere decir que se continúa con el trabajo que se venía haciendo de antes. Vamos a ir a por más”, aseguró Martínez.

El secretario de la Federación de Asociaciones Gallegas, impulsora del MEGA, anunció que “se va a enriquecer la gente del museo con nuevos colaboradores” que van a ayudar al actual subdirector de la entidad, Miguel Chiloteguy, para que el próximo año ‘La Noche de los Museos’ sea “todavía mejor”.

Martínez hizo una sutil referencia a la pérdida del presidente de la Federación, Francisco ‘Paco’ Lores (fallecido recientemente), e instó a terminar el año alegres y a seguir trabajando juntos “por la cultura gallega y por Galicia“, concluyó con el chinchín típico de las copas al brindar de fondo.

Noticias de la Federación

HASTA SIEMPRE QUERIDO COMANDANTE

Un cielo triste, gris como el del invierno de su querido O Grove, despidió este viernes en Buenos Aires a un hombre clave de la diáspora gallega. Francisco ‘Paco’ Lores, nuestro querido comandante, partió finalmente; pero lo hizo como era habitual en él, después de presentar batalla a las complicaciones de salud que lo afligían y sin dejar en ningún momento de acompañar las causas que consideraba justas, aquellas que luchaban por la libertad de los pueblos y por la dignidad del hombre, los principios que defendió a lo largo de toda su vida.

Ataviado con la bandera tricolor, la de la República española que tanto ansiaba, y la ‘estreleira’ gallega, símbolo de la liberación nacional y social; nuestro guía recibió regio el afecto de los cientos de personas que se acercaron hasta su querido Teatro Bambalinas, en la calle Chacabuco 955 de San Telmo.

Estaba custodiado por los retratos de dos de sus referentes, el ex-presidente republicano Manuel Azaña y su venerado padre del nacionalismo gallego, Alfonso Daniel Rodríguez Castelao. Ambos acompañaban en este último viaje a Paco.

Frente a esta instantánea, una multitud de diferentes credos y posturas políticas se acercó a presentar sus respetos al denominado por algunos como el “último gran galleguista de la quinta provincia”.

El reconocimiento a su trayectoria, la multitud de anécdotas y las luchas que tiene a sus espaldas ya forman parte de la historia de este hombre imprescindible de la Galicia exterior. Un río incesante de recuerdos emocionados que solo se  enmudeció cuando su nieto Beltrán dejó fluir desde lo más profundo de su corazón el sonido de la gaita, esa que tanto enorgullecía a Paco, acompañado por el tambor de Nacho y la pandereta de Román que, como bien definió o Jaiteiro da lúa en su obituario, al unísono hablaban con música a su adorado abuelo.

Se va un grande, un referente político, social y cultural respetado y amado por sus amigos, pero también por sus enemigos.  A él le debemos innumerables logros, porque a sus 83 años de edad puede presumir de haber creado el MEGA, el primer museo dedicado a la emigración gallega,  esa que tanto hizo por el mundo y que nos convierte, como siempre recordaba Paco, en la mayor etnia de la República Argentina.

Galicia y su cultura estuvieron siempre en su cabeza, por ellas impulso la Biblioteca Galega de Bos Aires Antonio Pérez-Prado y abrió las puertas de la Federación de Asociacións Galegas da República Arxentina a cualquier persona o institución, a una y otra orilla del Atlántico, que se acercase con el corazón en la mano para saber más sobre “a súa terra nai”, los intelectuales y obras que alumbró la verde nación de Breogán.

Su carácter indomable y su preocupación por los más débiles le llevaron a impulsar infinitas movilizaciones para intentar mejorar la situación de los emigrantes. Luchas que han tejido en su palmarés innumerables logros: desde la instauración de las pensiones no contributivas para quienes se encontraban en una situación comprometida de subsistencia o precisaban atención sanitaria o medicinas, así como la posibilidad de que los gallegos pudieran ejercer su derecho a votar en los distintos consulados del país austral con presencia de fiscales partidarios o su apoyo a los nietos de emigrantes que deseaban obtener la nacionalidad española.

Fue el único capaz de decirle al Rey Juan Carlos: “Yo no me callo”, ante el estado de virtual indigencia de muchos paisanos durante las duras crisis argentinas, y reivindicar que las empresas españolas dejasen de subir las tarifas en el país andino con el único fin de enriquecerse cuando la población estaba asfixiada. Y con su tesón lo logró.

También desde la Federación impulsó dos querellas contra el I Cuerpo del Ejército Argentino por la desaparición de numerosos ciudadanos españoles de origen gallego durante la última dictadura militar argentina (1976-1983). Y esta es sólo una breve reseña de todo lo que con convicción y esfuerzo logró este grovense enamorado del tango que con 18 años giró el timón de su vida hacia América.

Hoy, nuestro comandante descansa ya en el emblemático cementerio porteño de La Chacarita sabiendo que su legado está en buenas manos y que se mantendrá perenne por años.

Amó a la Argentina por encima de todo, pero siempre en su cabeza estaba Galicia y, especialmente, su Grove natal. Allí reposarán sus cenizas. Desde allí seguirá guiando nuestros pasos como siempre, porque sus enseñanzas han calado profundo en las nuevas generaciones, las mismas que ahora adquieren con profunda convicción y motivación el reto de seguir luchando por Galicia, por los gallegos de la Argentina y por las causas “imposibles”.