Noticias de la Federación

OTOÑO EN CONCIERTO: 100 KILOS DE COMIDA RECOLECTADOS AL CALOR DE LA MÚSICA DE CÁMARA DE LA FEDERACIÓN

La Orquesta de Cámara de la Federación de Asociaciones Gallegas celebró su primer año de vida con un recital solidario a beneficio de los más necesitados en la Iglesia de la Santa Cruz, uno de los templos con mayor peso histórico de Buenos Aires.

Actuación de la Orquesa y las soprano y mezzosoprano (Copy)

La voz de los integrantes de la Coral Semente, dirigidos por la profesora Viviana García, se encargó de romper la solemnidad del ambiente y dar comienzo a Otoño en concierto, como se denominó al evento, al ritmo del melodioso “Adiós ríos, adiós fontes” de Rosalía de Castro.

El tema popular “O carro” y una sublime interpretación del “Negra sombra“, también escrito por la máxima poetisa de las letras gallegas, junto a los integrantes de la Orquesta, hizo romper en aplausos a un público entregado.

Coral Semente (Copy)

La segunda parte de la audición estuvo a cargo de la soprano, Silvina Suárez, y la mezzosoprano, Julieta Cao, quienes dejaron anonadados a los presentes con la majestuosidad de sus voces, solo interrumpidas por el acompañamiento de María Inés Natalucci, al piano, y los aplausos.

 “Sull´Aria” de la ópera Le Nozze de Fígaro de W. A. Mozart, “Si, mi chiamano Mimí”, de la ópera La Bohème de G. Puccini, o “Inflammatus” del Stabat Mater de G. B. Pergolesi, fueron algunos de los temas que interpretaron, este último, por ejemplo, acompañadas por la Orquesta de Cámara de la Federación en una simbiosis perfecta.

Soprano y mezzosoprano (Copy)

La anfitriona, por su parte, puso el broche de oro a la tarde con la interpretación de tres temas especialmente pensados  para la ocasión.

Bajo la dirección de Martín Pinola; Rocío Pérez (concertino), Laura Basile, Carolina Maffi y Walter Díaz (violines primeros); Verónica Pistón y Agustina Ansaldi (violines segundos); Heber Galarza (viola y fagot); Pablo Rowies y Aldana Zucarelli (violoncellos); y Luciano Elihalt (flauta traversa), pusieron todo su talento al servicio de la primera edición de Otoño en concierto.

Martín Pinola durante la actuación (Copy)

Con la entrada al evento, consistente en un alimento no perecedero, se lograron recaudar alrededor de 100 kilos de comida que serán destinados a fines sociales por la Iglesia de la Santa Cruz.

Alimentos recolectados (Copy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *