DOLOR POR LA PÉRDIDA DE ANTONIO PÉREZ-PRADO

Profundo pesar causó en las autoridades de la Federación de Sociedades Gallegas, el deceso del reconocido médico y escritor galleguista Antonio Pérez-Prado, quién hace pocos días había compartido el tradicional acto por el Día de Galicia en el Teatro Bambalinas de nuestra institución. 

Hijo de emigrantes gallegos de Lugo, Pérez-Prado nació el 19 de noviembre de 1926 en Buenos Aires y falleció el pasado lunes 7 de septiembre, a los 83 años en la misma ciudad. A lo largo de su vida fue un acérrimo defensor de las principales señas de identidad de Galicia, que comenzó a conocer desde muy pequeño, gracias a su madre y a una empleada doméstica igualmente gallega, quienes le enseñaron cuentos y cantos típicos, y también al hecho de haber pasado en 1929 mas de medio año en Galicia. 

Su rica trayectoria marca que escribió numerosos artículos en la prensa argentina y como profesional de la salud fue autor de varios tratados de divulgación científica. Sin embargo, su obra más significativa la hizo en 1973, cuando escribió Los gallegos y Buenos Aires, un libro de referencia obligada para el estudio de la emigración gallega en la Argentina, y que en 2007 fue reeditado por la Editorial Corregidor. 

Fue además el guionista del documental Castelao (Biografía de un ilustre gallego), film realizado en 1980 por el director argentino Jorge Prelorán, uno de los mayores documentalistas de América Latina. 

Pérez-Prado vivió también en carne propia la experiencia de la emigración, pues en 1950 pasó una temporada en los Estados Unidos. A su regreso, y merced a sus conocimientos del idioma inglés, se empleó como traductor en el Instituto de Neurocirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, tarea que compatibilizó con sus estudios de Medicina. 

Sin ser partícipe activo de ninguna organización galleguista, Pérez Prado empezó a frecuentar a dirigentes como Xosé Neira Vilas, para luego sumarse a lo que se conoce como “galleguismo porteño alternativo”, en donde trató a exiliados e intelectuales de izquierda como el reconocido y multifacético artista Luis Seoane. 

Frecuentó también a personajes del prestigio de Eduardo Blanco-Amor, Xosé Núñez Búa e Isaac Díaz Pardo, participando de manera muy activa en la creación de la Asociación Argentina de Hijos de Gallegos, entidad conformada por hijos de inmigrantes gallegos que compartían inquietudes nacionalistas. 

En la década del 60 perfeccionó sus conocimientos médicos en Sheffield y Ámsterdam, desde donde siguió vinculado a las actividades culturales del galleguismo porteño. Se destacó como médico humanista y divulgador científico, lo que lo llevó a colaborar con Radio Nacional Argentina y a conocer a intelectuales como Julio Cortázar y Jorge Luis Borges. 

Sus restos descansan en el cementerio del barrio porteño de Chacarita. 

2 Replies to “DOLOR POR LA PÉRDIDA DE ANTONIO PÉREZ-PRADO”

  1. Tambien fue mi abuelo y un hombre amable y chistoso.
    Te extrano mucho abuelo ‘loco’, que descanes, y feliz cumple.

    Su nieta,

    Shihan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.